4 de febrero de 2014

Iver, el milagro de la vida.


Iver gestándose en el vientre de su madre

Siempre hay noticias diarias que nos quitan la esperanza de luchar por lo que queremos pero también hay otras noticias que nos devuelven esa esperanza perdida y que nos abren los ojos para mirar más allá de lo que alcanzamos a ver con nuestros ojos.

Justamente, hoy he leído una noticia que viene del otro lado del mundo, Canadá y que, aparte de sacarme unas cuantas lagrimillas, me abrió los ojos y me permitió ver más allá de mi ombligo.


Iver es un bebé nonato que crece en el vientre de su madre de 32 años Robyn Benson que tiene diagnosticada una muerte cerebral con daños irreversibles.


El día 18 de diciembre del 2013, después de un fuerte dolor de cabeza, Robyn se desvaneció en el cuarto de baño víctima de un derrame cerebral que le provocó el estado en el que se encuentra, lamentablemente. Robyn tenía en ese entonces, 22 semanas de embarazo. Cuando la llevaron al hospital los paramédicos, se dieron cuenta que el estado de la madre era irreversible, sin embargo, la salud del bebé era buena. 


El esposo de Robyn, Dylan Benson, tenía que tomar la decisión de desconectar a su bella esposa con la consecuente pérdida del bebé y su mujer o esperar y ver si el cuerpo de Robyn aguantaba hasta que su hijo cumpliera 26 semanas y así darle una probabilidad de vida de entre el 60% y el 80%. 


A mitad del mes de Enero, cuando se cumple la fecha establecida para realizar una cesárea, los análisis indican que Robyn está resistiendo fuerte y esto ha permitido que se plantee dejarla con vida artificial hasta que Iver cumpla 34 semanas y de esa manera, las expectativas de vida se multipliquen para él. 


La historia la va narrando Dylan en su blog y es tan conmovedora que la gente ha comenzado a hacer donativos para que el padre pueda darle a Iver la mejor vida posible. 

Dice Dylan que cuando sea el día que reciba en sus brazos a Iver, también será el día que tenga que despedirse de su amada esposa. ¡Qué triste! 

Yo espero lo mejor para Iver, para Dylan y paz eterna para Robyn. 

Robyn y Dylan.


Para leer el blog de Dylan donde nos va narrando su triste historia, pincha AQUÍ

Vía ABC.es. 

Template by:

Free Blog Templates