15 de septiembre de 2008

Un Bar en un árbol-

El Baobab es una especie de árboles gigantes y que alcanzan magnitudes extraordinarias y viven muchos muchos años.

Estos árboles tienen la característica que con forme van envejeciendo, su tronco se va haciendo hueco por dentro.

En el patio de la casa de los señores Doug y Heather Van Heeder, hay uno de estos árboles gigantescos y tanto es así que han decidido aprovechar el tamaño del espécimen y montarse un Bar. Sí, sí, Un bar de copas.

Su casa, está ubicada en Limpopo, SudAfrica y el árbol que tienen en el jardín trasero de su casa, es un Baobab de 22 m de alto y 47m de circunferencia en su tronco (se necesitan 44 personas con los brazos extendidos para rodearlo). Su tronco es hueco, esto sucede cuando los Baobad tienen más de 1000 años. El hecho de que el árbol se ahueque en el tronco no lo hace débil.

El Baobab que se encuentra en el jardín trasero de la casa de la familia Van Heeder, tiene paredes que miden 2m de espesor.

Dada la peculiaridad del arbolito, los Van Heeder decidieron sacarle partido y decidieron convertirlo en un bar donde caben cómodamente 15 personas en el salón. Además y como si fuera poco, tiene su propio sótano con ventilación natural para mantener fría la cerveza.

Anualmente aparte de los vecinos, cerca de 7000 personas se acercan a ver el magestuoso árbol y de paso, combatir el calor tomándose unas cervezas.


Vista panorámica del Bar (pinchar en la imagen para verla en tamaño grande)



Vía: http://la5enmienda.blogspot.com/

7 Comentarios:

DVDCano dijo...

Está visto que no solamente en España nos morimos por tener un bar bien cerquita. Jeje.

Un beso, Jazmin. Muy guapa la plantilla nueva.

Montse dijo...

Oye, pues es muy peculiar el sitio. La pena que me pille a "trasmanillo" para ir a tomarme un "quelque chose".

Besitos guapa

Jazmín Lobo dijo...

Pero qué honor verte por acá, amigo DVDCano.

Yo me pensé algunos días poner la entrada por temor a que mis tíos supieran de la existencia y se dedicaran a la jardinería y a plantar Baobabs el patio y no sólo eso, sino a que esperaran a que se ahuecara para poner ellos también un bar. :D

Muchas Gracias por tu visita.

Montse, guapa. Si que queda lejos pero bueno, ya sabes donde ir cuando andes dándote un paseo por Sudáfrica.

O quizá podríamos pensar com lo harían seguramente mis tíos y comenzar plantándolo desde ahora, a lo mejor llegamos a tener uno hueco en su tronco y montar una filial del bar ese. Ah no, coño, Malaquías dejó escrito que ya no nos da tiempo. :D

Besotes guapa y espero que estés mejor.

:-*

lifen dijo...

Vaya, que sitio más peculiar. No me importaría nada visitarlo o tener uno en el patio de mi casa. Lo malo es, como dice Jazmín, Malaquías, que tuvo la mala costumbre de morirse dando por donde amargan los pepinos.

De todas formas, y ahora en serio, me encanta todas estas formas de hacer las cosas que tiene la naturaleza, porque seguro que tiene un por qué el que se quede hueco. Y seguro que no tiene nada que ver con este uso.

Te tengo muy retrasada, Jazmín, voy a tener que hacer horas extras para ponerme al día con tu blog.

Muacs.

Dana dijo...

Curioso donde los haya. Lo estoy 'publicitando' por mi oficina, aunque estoy segura que tampoco nos vamos a ir porque también nos pilla lejos. :D

Qué cosas nos cuentas, Jazmín!!

Anónimo dijo...

Oisssssss me encantan estos bares raros, hay una en Barcelona que parece que estas en el pais de las Hadas es una pasada¡¡¡.

Biquiños guapaaaaa¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

hola amiga de nuevo vuelvo a esta pagina a la dulce sombra del baobah, para darte las gracias por visitar mi pagina.
me gusta la tuya y lo hare a menudo me gusta el diseño y sobre todo tu sensibilidad canaria.
canarias es el paraiso terrenal y tu seguro que eres una hermosa princesa guanche.
un abrazo desde cantabria.

Template by:

Free Blog Templates