11 de noviembre de 2008

Hanna - No quiero que me operen-

No es este blog precisamente dedicado a debates políticos ni mucho menos. Tampoco dedicado a dar noticias que vemos diariamente en telediario pero, hoy haré una excepción.

Acabo de ver las noticias y me llama mucho la atención que una niña de 13 años del Reino Unido y diagnosticada con leucemia de los cinco años, se ha rehusado a que la sometan a un transplante de corazón.

Al parecer, el tratamiento que tuvo que tomar para la leucemia, le dañó el corazón que ahora le funciona al 10% de su capacidad.

Es triste sólo el pensar que la niña esté enferma pero más triste pensar que con 13 años, desistiera de seguir viviendo o cuando menos, luchar.

Qué difícil debe ser para los padres saber que su hija en pocos meses podría morir.

2 Comentarios:

Template by:

Free Blog Templates