17 de octubre de 2008

Vaca evitó secuestro -Diario Extra-

Estaba leyendo hace dos días el blog de mi compatriota Ticovago y veo que hacía referencia a una noticia que publicó un periódico digital costarricense. Yo desde luego, pinché en el enlace que él nos dejaba y leí la noticia porque el título me indujo a leer inmediatamente.

El Diario Extra es famoso en Costa Rica por alarmista y quizá amarillista por lo que siempre titula las noticias como esta que hoy quiero comentar.

Pues bien... Cuando leí la noticia, no paraba de reírme por el vocabulario que utiliza el periodista. Se supone que las publicaciones digitales las leen no sólo costarricenses sino que, cualquier persona que tenga acceso a internet sea de donde sea por lo que, creo yo, se debería utilizar un lenguaje más comprensible para cualquiera que lea.

Copio la noticia por dos razones, primero por lo absurda que parece ser y segundo, para aclarar a la gente lo que significan algunas palabras que se utilizan en el lenguaje tico pero que me imagino que no todo el mundo lo entendería.


****************
Corneó a encapuchados, Cañas
Vaca evitó secuestro


Una fiel vaca a la que ordeñaban salvó a su dueño de ser raptado por la banda de nicaragüenses que anda buscando finqueros guanacastecos para secuestrarlos y cobrar millones en efectivo de rescate.

Javier Cubillos Vargas estaba sentado extrayendo la leche de las ubres del animalito (una bonita manera de decir que la estaba ordeñando) en las instalaciones de su finca, ubicada en San Juan de Cañas, Guanacaste, cuando a bordo de un Nissan Pathfinder llegaron tres tipos, a las 10.25 de la mañana de ayer.

Al principio, el cañero (así se le llama a los de Cañas) pensó que se trataba de clientes que iban a comprar su reconocido y famoso queso, pero cuando los tuvo cerca notó que eran cacos (delincuentes).

“Andaban armados con unos grandes rifles (AK-47, por la descripción que dio) y con las caras tapadas con capuchas; tres se bajaron y uno se quedó en el carro” narró el finquero, de 53 años. Pero la vaca “Pintas” olió el peligro (es una vaca con poderes supremos) y apenas tuvo cerca a los hampones (ladrones) comenzó a mugir.

“La vaca me salvó porque se le tiró encima a los ladrones, los corneó y a mí me dio tiempo de salir soplado (de prisa)” agregó don Javier.

Pero los secuestradores, ceñidos y todos golpeados por los cuernos del animal, entraron a la casa donde el finquero se refugió, a atraparlo.

Dos vecinos en camión pasaban por el lugar y al observar la banda armada en la lechería, dieron aviso por teléfono a la policía.

Pero tuvieron la mala suerte de que los cacos (delincuentes), al verlos pegados del celular, salieron a escarmentarlos (darles su merecido).

Un caco forcejeó con el finquero y le pegó con la cacha del fusil por la cabeza, sacándole la sangre. Al verlo herido, los secuestrados se dieron a la fuga, a toda velocidad.

Javier Cubillos se trasladó a la clínica local para que le suturaran la cabeza (la herida diría yo porque me parece que la cabeza no se la arrancaron).

La policía realizó rastreos por todo los rincones de Cañas y Abangares, pero solo dieron con cuatro sujetos sospechosos, pero más que secuestradores lo que andaban era jumos (borrachos).

Por suerte al finquero no le pasó mucho. A la vaca, por su heroica actuación, le cambiaron el nombre de “Pintas” a “Espanta pintas”(pintas se le dice a los delincuentes. De allí, el nuevo nombre de la vaca).

****************

Vía: http://www.ticovago.com/ y http://www.diarioextra.com

1 Comentarios:

Template by:

Free Blog Templates