22 de febrero de 2008

Un osito de peluche muy chiquito.

Mide 5 milímetros y es un oso de peluche con todos los detalles. Pero curiosamente no es el oso de peluche más pequeño del mundo, ya que el record Guinness lo tiene otro osito de tan solo 4,5 milímetros.


Muchas veces los peluches en las camas sirven para darnos calor, sirven de almohada, y hasta como paño de lágrimas y consejero...

Lo que yo no tengo idea es si este con este tamañito servirá para algo más que para volverse loco buscándolo cuando no aparece.

Y es que hay que tener paciencia para hacer esas cosas tan pequeñitas. Aunque me parece que quien las hace, tiene un talento incuestionable.




2 Comentarios:

Template by:

Free Blog Templates